Desde la primaria se ha destacado por ser una excelente estudiante. Le gusta la música y practica guitarra desde hace 5 años, también disfruta hacer sus propias composiciones, escribe poesía y cuentos breves.

La Universidad le ha ayudado a tener más confianza en sí misma, y a darse cuenta de que puede lograr lo que se propone. Le ha enseñado a ser más sociable, a entender que es fundamental entablar lazos de amistad y conocer el mundo de los demás. 

Recuerda que cuando conoció la Universidad y los laboratorios pensó que quería ser parte de la investigación, indagar y no quedarse sólo con lo aprendido en el aula de clase, sino aprovechar lo que ofrece el campus.

“Cuando sea profesional en el corto plazo quiero no sólo construir, sino construir sueños. Escogí Ingeniería Civil porque un puente lo que está logrando es que diversos territorios interactúen; o en el caso de una casa, ver la alegría de las personas que la habitan. A mediano plazo quiero hacer realidad mis sueños: con los propios ingresos de mi trabajo aportar a los demás como lo hicieron conmigo. Impulsar la educación para que jóvenes de escasos recursos puedan también acceder a ella”.